Un hábitat saludable

Nos proporciona bienestar y salud. No genera ni agrava ninguna enfermedad. Tiene iluminación natural. La temperatura interior, la humedad relativa y las condiciones acústicas están dentro de los límites de confort. No hay emisiones de contaminantes de origen físico, químico ni biológico. Las instalaciones no emiten contaminación electromagnética ni tampoco desde el exterior o del subsuelo recibe contaminación asociada a radiactividad natural o campos electromagnéticos de origen artificial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.